Tarta Tatin

Las mejores tartas Tatin

Tarta Tatín de tomates frescos

Cuando hablamos de tartas siempre solemos pensar que solamente se hacen con cremas o frutas como manzana, pera, melocotón, etc. pero hay una fruta que muchas personas consideran una hortaliza, el tomate, con la cual se pueden hacer tartas tan deliciosas como la que os traemos en esta receta.

Si nunca habéis probado una tarta de tomate, esta es vuestra oportunidad y para ello necesitaréis estos ingredientes:

Tarta Tatín de tomates frescos
  • 800 gramos de tomates medianos cortados por la mitad y libres de pedúnculo y pepitas.
  • Masa de hojaldre circular preparada.
  • Aceite de oliva virgen extra suave (0,4%)
  • 25 gramos de mantequilla.
  • Harina de repostería.
  • 1 cucharada de azúcar moreno.
  • 1 cucharada de vinagre de vino tinto.
  • 1 cucharada de tomillo u orégano fresco recién picado.

Modo de elaboración

Lo primero que debemos hacer es precalentar el horno a 200/220 grados. Continuaremos derritiendo la mantequilla en una sartén con un poco de aceite de oliva, añadiremos los tomates con la piel hacia abajo y lo cocinaremos a fuego lento hasta que suelten su jugo. Si no cabe todo hay que hacerlo en dos tandas.

Iremos colocando los tomates hechos en un molde redondo de unos 23 o 24 centímetros de diámetro, procurando que tengan la piel hacia abajo, presionando un poco para que no quede ningún espacio libre.

Cuando los tengamos correctamente colocados, en la misma sartén de los tomates añadiremos el azúcar y el vinagre, cocinaremos hasta que los jugos de la sartén se reduzcan y formen un jarabe y con ese jarabe rociaremos la parte superior de los tomates o podemos pintarlos con una brocha de cocina, se salpimentan y se espolvorea tomillo u orégano.

Estiraremos la masa redonda sobre una mesa enharinada y cortaremos una circunferencia de 25 o 26 centímetros de diámetro y la pincharemos por toda su superficie con un tenedor para ayudar a que salga el vapor durante el horneado.

Pondremos la masa sobre los tomates de la capa superior y meteremos los bordes por dentro del molde. Lo meteremos en el horno hasta que la masa esté dorada y crujiente. La sacaremos y dejaremos enfriar una media hora aproximadamente.

Con un cuchillo pasamos todo el borde interior para poder desmoldarla con más comodidad y sin miedo a que se rompa. Le damos la vuelta y la colocamos sobre un plato y dejaremos que enfríe un poco, espolvorearemos más orégano o tomillo y y a estará lista para comer.

Consejos

Es muy importante hacer los agujeros a la masa, porque de lo contrario se hinchará mucho y quedará con una forma de lo más raro y el relleno de la tarta puede que no se haga correctamente.

Aunque con tomates esta tarta está deliciosa, también se pueden combinar con otros ingredientes como chalotas dulces, siguiendo el mismo método de elaboración. El sabor es delicioso.