Tarta Tatin

Las mejores tartas Tatin

Tarta Tatin de zanahoria

Aunque no es de los ingredientes más utilizados para las tartas, la zanahoria está cobrando una gran importancia en la repostería porque con ella se pueden hacer elaboraciones gastronómicas como esta deliciosa tarta Tatin que queremos compartir con todos vosotros en esta entrada.

Si nunca la has probado y quieres hacer un postre especial, te invitamos a que la hagas porque te sorprenderás de lo deliciosa que queda.

Tarta Tatin de zanahoria

Para ello necesitarás:

  • 500 gramos de zanahorias.
  • 1 cebolla grande.
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra.
  • 100 gramos de tomates semis ecos cortados en rodajas finas.
  • 25 gramos de mantequilla.
  • 3 cucharadas de azúcar.
  • 140 gramos de queso Brie en pequeños medallones.
  • Un paquete de masa de hojaldre para repostería.

Modo de elaboración

El primer paso es precalentar el horno a 220/200 grados y comenzaremos a cortar en rodajas diagonales las zanahorias, con un grosor de 3 o 4 milímetros aproximadamente.

Calentaremos el aceite en una sartén y haremos la cebolla hasta que esté pochada y ligeramente dorada y la pasaremos a un bol donde la mezclaremos con los tomates semi secos y lo reservaremos.

Calentaremos la mantequilla y el azúcar en la sartén y añadiremos las zanahorias, 100 mililitros de agua y lo coceremos durante unos 15 minutos a fuego bajo hasta que el agua se haya reducido y las zanahorias estén tiernas.

En un molde redondo iremos colocándolo todo haciendo una base y cubriremos con una capa de queso, utilizándolo todo. Después pondremos otra capa de zanahorias y los tomates. Con todo el jugo que ha quedado en la sartén pintaremos con una brocha de cocina la parte superior de la tarta.

Por otro lado, estiraremos la pasta en una superficie lisa y enharinada y la cortaremos un poco más grande que la circunferencia del molde y la pincharemos con el tenedor por toda su superficie para que pueda pasar el vapor durante el horneado y la masa se haga bien.

Cubrimos las zanahorias con el molde y el exceso de pasta la meteremos por el borde de la tarta. Lo meteremos al horno durante unos 30 minutos y cuando el hojaldre esté dorado lo sacaremos, dejaremos enfriar y desmoldaremos con cuidado volteándolo y dejando el hojaldre como base. Se sirve acompañado de helado, crema al brandy o nata montada.

Consejos

Si no se tiene queso Brie se puede elegir otro que funda bien, pero que no sea queso azul porque enmascararía el sabor de la zanahoria y los tomates, porque lo que buscamos es que haya cierto equilibrio de sabores y no solo uno.