Tarta Tatin

Las mejores tartas Tatin

Tarta Tatin con crema de brandy

En la repostería el licor es uno de los ingredientes que más juego da porque aporta mucho sabor y además, como hay tantas clases de licores, siempre podemos encontrar aquel que maride mejor con determinados ingredientes.

La tarta Tatin es una de esas elaboraciones que permite licor y le da un sabor delicioso, por ello queremos compartir con vosotros la receta de la tarta tatin con crema de brandy.

Tarta Tatin con crema de brandy

Para su elaboración necesitaréis estos ingredientes:

Para la crema de brandy

  • 200 mililitros de nata para repostería.
  • 2 cucharadas de brandy o coñac.
  • 2 cucharadas de azúcar glas.

Para la tarta Tatin:

  • 50 gramos de mantequilla.
  • 50 gramos de azúcar.
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo.
  • 6 manzanas medianas sin corazón y cortadas en cuartos.
  • Masa de hojaldre redonda.

Modo de elaboración

Pondremos el horno a precalentar a 200/220 grados. Derretiremos la mantequilla a derretir en una cazuela y añadiremos el azúcar y calentaremos hasta que comience a caramelizar.

Incorporaremos la canela, las manzanas y cocinaremos a fuego medio durante unos 10 minutos y removiendo de vez en cuando.

No debe preocuparnos que al principio solo haya caramelo porque las manzanas pronto comenzarán a soltar sus jugos y se creara una salsa. En este momento cuando se forma la salsa es cuando debemos retirar la cazuela del fuego e incorporar las manzanas a un molde junto a sus líquidos, cubriendo bien todos los espacios presionando un poco para que quede todo un poco más comprimido.

En una superficie de trabajo ligeramente enharinada desenrollaremos la masa y la pincharemos por todos lados con un tenedor. Esa masa la pondremos encima de las manzanas y ajustaremos los bordes de la misma por dentro del molde.

Lo meteremos en el horno hasta que la masa se haya levantado y haya quedado dorada, lo que nos llevará entre 20 y 30 minutos.

Mientras tanto podemos hacer la crema de brandy y para el tenemos que mezclar bien la nata con el azúcar glas y el brandy o coñac, así de sencillo.

Cuando la tarta esté hecha, la sacaremos del horno y dejaremos que enfríe un rato, después pasaremos el cuchillo por el borde interior del molde y la voltearemos sobre un plato, de forma que el hojaldre quede como base. Se corta, se sirve y se acompaña con un recipiente con el brandy para poner por encima de la tarta.

Consejos

Si no se tiene brandy o coñac se puede utilizar calvados o cualquier licor de frutas como melocotón, avellana, fresa o mucho mejor, licor de manzana.